Cómo prepararse
para un parto de
emergencia

Muchas clases de preparación para dar a luz cubren
procedimientos para partos de emergencia, con un
énfasis especial en los recursos locales.

PREPARACIÓN ANTE EMERGENCIAS

  • Consulte a su proveedor de atención médica para saber cuáles son los signos del trabajo de parto prematuro u otros indicios que pudieran requerir ayuda.
  • Tome una clase de soporte vital de bebés y niños, ofrecidas por la Cruz Roja Americana y la Asociación Estadounidense del Corazón.
  • Tenga en casa un kit con suministros de emergencia, como toallas y sábanas limpias, tijeras limpias, guantes esterilizados, toallas femeninas, pañales e instrucciones para realizar respiración de rescate en bebés.
  • Aprenda más sobre cómo prepararse para un parto de emergencia, con información del Colegio Estadounidense de Enfermeras Obstétricas*

CÓMO PREPARARSE PARA UNA EMERGENCIA O UN DESASTRE

Averigüe cuál es el plan de acción de su comunidad local y qué recomiendan que haga en una situación de emergencia. Cada desastre es diferente y puede requerir una respuesta distinta de su parte. (es decir, ¿tengo que evacuar? ¿Cómo debo evacuar? ¿Cuál es la ruta de evacuación más cercana? ¿Qué ocurre si me dicen que me quede en casa o que “me refugie en el lugar donde me encuentre”?)

  • Hable con su proveedor de atención médica sobre lo siguiente:
    • – Qué debe hacer en cualquier emergencia.
    • Dónde debe recibir atención prenatal.
    • Dónde dará a luz si el hospital está cerrado.
  • Haga un plan de respaldo para llegar al hospital o al centro de atención médica.
  • Haga un plan de emergencia.
    • Planee las medidas que debería tomar durante una emergencia. Pídale a la Cruz Roja Americana local información sobre lo que ellos sugieren que cada familia debería estar preparada para hacer. Luego, haga su propio plan, escribiendo cada paso en un papel.
    • Hable sobre los posibles desastres y emergencias y cómo responder a cada uno utilizando el plan familiar. Elija un lugar de encuentro, que no sea su casa, para que la familia se reúna si no pueden volver al hogar.
    • Entréguele este plan de emergencia a todos los miembros de su familia. Tengan una charla familiar y entrégueles una copia. Ponga la copia en un lugar prominente por si otros adultos (por ejemplo, una niñera) están en su casa durante una emergencia.
    • Elija a alguien fuera de su hogar que pueda ser el “contacto de emergencia” en el caso de que alguien no se pueda comunicar con usted o su familia. Coloque el número de teléfono y dirección de esta persona junto al plan y al kit de primeros auxilios. Dele este número a sus amigos y familiares, incluso a los niños.
  • Mantenga suministros de emergencia en su hogar que satisfagan las necesidades familiares por al menos tres días. Esto incluye lo siguiente:
    • Cada persona necesita un galón de agua por día.
    • Almacene comida enlatada, como sopas, frijoles, verduras, frutas y jugos, mantequilla de maní o cacahuete, etc. Tenga a mano un abridor que no sea eléctrico. Si tiene mascotas, tenga almacenada comida seca o enlatada para mascotas.
    • Cuidado personal. Almacene jabón, pasta de dientes, solución para lentes de contacto, productos de higiene femenina, protectores de lactancia, ropa, etc.
    • Cuidado del bebé. Los CDC y la Academia Estadounidense de Pediatría recomiendan amamantar al bebé para que tenga la mejor alimentación. La lactancia materna sigue siendo la mejor opción de alimentación para el bebé en situaciones de desastre natural. Aun cuando tengan diarrea, una enfermedad transmitida por los alimentos o un caso extremo de estrés, las madres lactantes seguirán produciendo suficiente leche para sus bebés. También, guarde suministros para el bebé, como pañales, toallitas húmedas, comida de bebé, biberones, etc.
    • Kit de primeros auxilios adaptado a su familia y a los riesgos que podría enfrentar.
    • Otros suministros. Asegúrese de tener bolsas de plástico grandes que puedan sellarse para proteger del agua papeles importantes; una linterna que funcione con baterías y una radio con pilas adicionales o que funcione con manivela, y un kit de primeros auxilios.
    • Si no puede pagar el costo de algunos de estos artículos, pida ayuda a los programas locales de preparación para emergencias.
  • Junte los documentos y la información importante.

Haga copias de registros importantes que necesite para comprobar su identidad y la de los miembros de su familia.

Sepa qué papeles o ítems financieros necesitará y cómo mantenerlos seguros (p. ej., efectivo, tarjeta del cajero (ATM/EBT), cheques del viajero, tarjetas de teléfono para llamadas a larga distancia, tarjetas de crédito, cheques).

Mantenga información de contacto, números de teléfono gratuitos y sitios web importantes en un mismo lugar para que pueda saber la situación del desastre, dónde conseguir ayuda, identificar recursos de salud para madres y bebés, hospitales, etc.Ponga la palabra “ICE”, que en inglés significa “en caso de emergencia”, antes de los números importantes en los teléfonos portátiles y celulares. Esto ayuda a los trabajadores de emergencia a ubicar a la persona que deban contactar en caso de emergencia.

  • Considere seriamente cada advertencia del tiempo o de emergencia (p. ej., la sirena de tornado o un alerta de tiempo severo). Use estas alertas para evaluar el plan familiar de evacuación, equipo y suministros de emergencia (p. ej., fechas de vencimiento).

CÓMO EVACUAR

  • Esté preparada para salir rápidamente y tenga sus suministros de emergencia y todos los ítems importantes listos; es posible que no tenga mucho tiempo. Lleve todo lo que pueda con usted.
  • Lleve los documentos importantes con usted. Esto incluye lo siguiente:
    • Su identificación y la de sus hijos, como partidas de nacimiento, tarjetas del seguro social y papeles de inmigración.
    • Registros médicos de la familia, incluso sus documentos prenatales y registros de vacunación.
    • Tarjetas del seguro médico suya y de todos los que dependan de usted.
    • Una copia de un registro escolar de cada uno de sus hijos (para comprobar que estaba inscrito en un grado específico).• Lleve fondos en efectivo, tarjeta del cajero (ATM/EBT), cheques del viajero, tarjetas de crédito o chequeras.
  • Lleve su teléfono celular y el cargador, y el número del “contacto de emergencia” para que llamen los miembros de su familia.
  • Lleve las llaves de todo lo que deje atrás: su casa, auto, caja de seguridad del banco, casilla de correo postal.
  • Lleve las vitaminas prenatales y los medicamentos con usted. Esto incluye medicamentos recetados o de venta libre que pueda necesitar para usted, para su familia y para los niños.
  • Si no está embarazada, pero está usando anticonceptivos, pídale a su proveedor de atención médica que le dé un surtido para varios meses.

QUEDARSE EN UN REFUGIO O LUGAR QUE NO SEA SU CASA

  • Dígale al personal del refugio o del alojamiento temporal que está embarazada o si piensa que podría estarlo.
  • Continúe con su atención prenatal, aunque sea con un proveedor diferente.
  • Informe a los proveedores de atención médica sobre cualquier necesidad especial o problemas de salud que tenga, como también los medicamentos que pudiera estar tomando (tanto de venta libre como recetados).
  • No tome ningún medicamento sin consultar previamente con un proveedor de atención médica.
  • Dígale al personal del refugio si tiene niños pequeños o familiares de edad avanzada que tengan necesidades especiales o requieran más atención.

DURANTE EL DESASTRE E INMEDIATAMENTE DESPUÉS

  • Tome mucha agua y descanse con frecuencia.
  • Asegúrese de que su bebé tome suficiente leche materna o fórmula.
  • Busque atención prenatal aun si no es con su proveedor habitual.
  • Asegúrese de que los proveedores de atención médica sepan sobre cualquier necesidad especial o problemas de salud que tenga, como también los medicamentos que pudiera estar tomando (tanto de venta libre como recetados).
  • Si se va a un refugio o alojamiento temporal, dígale al personal que está embarazada o si piensa que podría estarlo. Dígale al personal si sabe de alguna necesidad especial o problemas de salud que tenga usted o su familia.
  • Si tiene vitaminas prenatales u otros medicamentos con usted, tómelos de acuerdo con las indicaciones. Si su bebé necesita medicamentos recetados o de venta libre, y los tiene, déselos de acuerdo con las indicaciones.
  • Si no tiene sus medicinas recetadas con usted, pídales al personal del refugio que la ayuden a conseguirlas.
  • Si está embarazada o podría estarlo, tenga cuidado especialmente para evitar infecciones o toxinas que podrían estar en el ambiente. Puede reducir las probabilidades de contraer una infección al lavarse las manos con frecuencia y al recomendarle a los demás que se tapen la boca al toser.
  • Prepararse para un desastre y recuperarse después de que haya ocurrido puede ser estresante. Puede que usted esté cuidando a sus seres queridos, pero para las mujeres embarazadas es especialmente importante que encuentren formas saludables de reducir el estrés que sienten. Si se siente estresada o triste debido al desastre, hable con otras personas y comparta lo que piensa y sus sentimientos… sepa que no está sola.
  • Si tiene algún signo de trabajo de parto prematuro, llame a su proveedor de atención médica o al 911, o vaya al hospital inmediatamente.

CÓMO RECUPERARSE DESPUÉS DE UN DESASTRE

¿Ha sido desplazado debido a un desastre? ¿Necesita ubicar a amigos o familiares desplazados por el desastre? Estos recursos pueden ayudarla a comunicarse con sus seres queridos:

  • Visite el Registro de Familias y Sistema de Localización Nacional para Emergencias (FEMA) (en inglés), o llame al 1-800-588-9822
  • Visite la página de la Cruz Roja Americana “Sano y Salvo”

Los efectos de un desastre pueden ser de leves a devastadores. Antes, durante y después del evento es posible que las personas se vean forzadas a abandonar sus hogares. Puede ser un momento aterrador y estresante, especialmente en las mujeres embarazadas. La respuesta de una persona a una situación traumática puede variar. Las mujeres, que por lo general se ocupan de cuidar a la familia, corren el riesgo de sufrir depresión, debido al duelo por los familiares, amigos y posesiones materiales perdidos. Las mujeres embarazadas son todavía más vulnerables.

Es recomendable que las mujeres busquen servicios de salud mental y tengan acceso a otros servicios establecidos para ayudarlas a través de agencias, como la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA), WIC, la Cruz Roja, March of Dimes, La Leche League International, etc. Las organizaciones locales en las comunidades, incluidas las iglesias y los refugios, con frecuencia pueden ayudar a satisfacer las necesidades básicas (es decir, albergue, comida, agua, pañales). Se urge a las mujeres embarazadas que hablen con un proveedor de atención médica, si se encuentra disponible, sobre preguntas o inquietudes relacionadas con el embarazo.

Hoja informativa: Embarazo y desastres naturales

Las mujeres y los profesionales de la salud que necesiten información adicional sobre los efectos en el embarazo o en la lactancia materna de las exposiciones relacionadas con un desastre, como el estrés, pueden llamar a la Organización de Especialistas de Información Teratológica (OTIS), 1-866-626-OTIS o 1-866-626-6847.

Tomado de CDC.GOV ©2017 Todos los derechos reservados.

Start typing and press Enter to search